"Libertad" de Joan Vergès, se pregunta si los hombres somos realmente libres
2018-03-06
“Hay una estrecha relación entre el ideal de libertad y el ideal democrático”




Libertad. Una inmersión rápida del profesor de la Universidad de Girona Joan Vergès Gifra es el último título publicado por Tibidabo Ediciones dentro de su colección “Una inmersión rápida”.
 
Aunque van asociadas, una cosa es la libertad y otra el derecho positivo o conjunto de leyes sancionadas por las instituciones de una sociedad política porque a menudo las luchas más importantes por el ideal de libertad han sido luchas no necesariamente contra un tirano, sino contra un determinado estado de derecho, contra cierto tipo de injusticias perfectamente legales.
 
El autor nos advierte de que “cuando hablamos de libertad, lo primero que nos viene a la cabeza es un valor, un principio o un ideal”, cuando en realidad estamos hablando de control racional. Es decir, presuponemos que una persona libre es una persona capaz de dar razones de su actuación.
 
De acuerdo con las tesis del poeta Paul Valery, el profesor Vergès considera que las discusiones alrededor de cómo deberíamos conceptualizar la libertad son casi siempre apasionadas, complejas, interminables. Y deberían seguir siendo apasionadas, complejas, interminables. Pues el hecho mismo de que pueda haber debate sobre nuestros ideales políticos es ya un signo inequívoco de libertad. 
 
En esta inmersión rápida a la cuestión de la libertad se pone de relieve que existen dos enfoques distintos, pero interconectados, sobre la libertad como problema: en tanto que hecho (¿es libre, realmente, el ser humano?) y en tanto que ideal moral o político (¿en qué consiste una vida en libertad?). En relación al segundo enfoque, el libro subraya especialmente la estrecha conexión que habitualmente trazamos entre el ideal de libertad y el ideal democrático. Una conexión que, por desgracia, la actualidad política de nuestras sociedades cuestiona demasiado a menudo.
 
.
Muertos en defensa de la libertad
 
Históricamente, ha habido muertos en defensa de la libertad. Madame Roland, durante el periodo del terror de la Revolución Francesa exclamó: “Libertad, ¡cuántos crímenes se han cometido en tu nombre!”. La palabra libertas se invoca en toda clase de protestas populares, desde los negros que luchaban contra la segregación a la Primavera de Praga, las Primaveras Árabes, Tiananmen en Pekín o la Plaza Maidan de Kiev.
 
El estado de derecho es la garantía de la libertad de las personas, oímos muy a menudo. Ciertamente, no hay libertad –no hay libertades– sin derecho, sin estado de derecho. Hablamos de tiranía para referirnos a un estado en el cual no hay libertad porque no hay derechos. En una tiranía no mandan las leyes, sino la voluntad arbitraria de un individuo máximamente poderoso o un colectivo despóticamente hegemónico.
 
Sin embargo, en nuestro tiempo existe un cierto consenso con respecto a que la democracia es el tipo de régimen que responde mejor a la cuestión de la libertad. Efectivamente, gracias al ideal democrático creemos hallar una respuesta magnífica a la pregunta política de la legitimidad. El autor advierte, no obstante, que “la libertad absoluta, incondicionada, no existe. Toda libertad se da en unas determinadas condiciones sociales y políticas que hacen posible la libertad en un sentido normativo”.
 
Hoy en día, en las contiendas morales, sociales y políticas que acaparan la atención mediática todas las partes en disputa hacen referencia a la libertad. Los liberales enarbolan la bandera de la libertad, pero también los comunistas, por ejemplo, o los socialistas. Incluso los ateos fundamentan su negación de Dios en la capacidad del hombre de llevar una vida plenamente libre, totalmente desligada de la Trascendencia; pero los creyentes también fundamentan su afirmación de Dios en la capacidad del hombre de llevar una vida auténticamente libre.
 
Lo que la noción de derecho nos transmite en primer lugar es la necesidad de armonizar la libertad de uno con la libertad de los demás y, en este sentido, nos vuelve a demostrar el carácter necesariamente social –la necesidad de socializar– de la libertad humana. 
Joan Vergès hace un exhaustivo y documentado recorrido por los diversos períodos históricos y cuál ha sido el concepto imperante de libertad. Se remonta a una incipiente experiencia sumeria y se recrea en la democracia griega. Analiza el período romano, la Edad Media y el papel de la Iglesia y las teorías desarrolladas por Santo Tomás, Descartes, Kant, Hegel, Marx, Nietzsche, Freud, Comte, Bergson o Sartre.
Victoria Camps, catedrática de ética y de filosofía del derecho moral y político de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), recomienda la lectura de este libro y señala que se trata de “una inmersión clara, rigurosa y completa en la idea y el ideal de libertad. Joan Vergés acierta en abordar la cuestión desde las vertientes teórica y práctica con inteligencia y capacidad pedagógica.” 
 
 
El autor
 
Joan Vergés Gifra es profesor de Filosofía Moral y director de la Cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo en la Universidad de Girona. Sus intereses de investigación giran alrededor de la filosofía política contemporánea (con especial énfasis en John Rawls), el pluralismo, la diversidad religiosa y la teoría del nacionalismo. Además de múltiples traducciones de ensayos y numerosos artículos en revistas académicas y capítulos de libro, ha publicado las monografías Les esquerdes del liberalisme polític (2006), La nació necessària (2014), Rawls: la justicia es la virtud más importante de una democracia (2016) y es editor y coautor de Cons i neocons (2007) y The Catalan Process: Self-determination, Secession and Democracy in the 21st Century (2017).
 
 
Décimo título de la colección “Una inmersión rápida”
 
Igualdad es el décimo volumen de la colección “Una inmersión rápida” dirigida Ferran Requejo, catedrático de ciencia política de la Universitat Pompeu Fabra. Tiene como objetivo profundizar en temas actuales sobre ciencia, filosofía, humanidades y ciencias políticas y sociales. Los títulos aparecidos anteriormente son China moderna de Xulio Ríos, Sexo de David Bueno, Trastornos del cerebro de Amadeo Muntané, Keynesianismos de Miquel Rubirola, Progresismo de Ferran Sáez, Igualdad de Oscar Pérez de la Fuente, Referéndums de Jaume López, Des-extinciones de Carles Lalueza-Fox, y Populismos de Carlos de la Torre.
 
www.tibidaboediciones.com
VOLVER
Diseño web y desarrollo de aplicaciones