El Corán, interpretado metafóricamente por Dolors Bramon
2018-05-25
Aclara conceptos como la violencia, el Ramadán, el vestido o el trato a la mujer




El Corán, de la profesora arabista Dolors Bramon, desgrana los pasajes contenidos en los 114 capítulos o suras del Corán, libro sagrado para los musulmanes, y analiza en el contexto actual el significado de los versículos más controvertidos sobre la violencia, el Ramadán, la vestimenta, el trato a las mujeres o el paraíso reservado a los mártires con el disfrute de las vírgenes uríes.
Los musulmanes consideran sagrado el Corán porque lo atribuyen a la palabra de Dios dictada al ángel Gabriel, quien lo habría revelado al comerciante y profeta Muhámmad o Mahoma, que supuestamente era analfabeto pero que habría recitado esos textos en sus prédicas en Arabia en los años 610 a 632 de la era cristiana. 
El volumen, editado por Tibidabo Ediciones dentro de su colección “Una inmersión rápida”, aborda los principales preceptos del credo musulmán: la abstención temporal durante el Ramadán, la oración, la purificación ritual, la peregrinación a la Meca o el impuesto coránico o azaque, 
Dolors Bramon describe de manera documentada y rigurosa, pero a la vez con un lenguaje y estilo inteligible, las fuentes del Islam, las diversas corrientes surgidas a lo largo del tiempo y las diversas interpretaciones que se dan a un texto desvelado hace catorce siglos, fuente de disputas e incluso guerras entre la propia población musulmana. En aras de la contemporaneidad, la autora apuesta por adoptar el sentido metafórico de muchas expresiones del Corán, por encima de la literalidad, de modo que cada creyente debe descodificar por sí mismo el texto coránico a la luz de su contexto histórico.
El Corán, además de contener el dogma básico del islam, incluye una serie de normas destinadas a regular la conducta que han de observar los fieles para ser buenos musulmanes. Como palabra de Dios, se le considera la primera fuente de derecho islámico. La Sunna o tradición es otra fuente del derecho, basada en episodios, hechos y dichos atribuidos a Mahoma y a sus primeros compañeros. La tercera fuente es jurídica y depende del derecho local de cada estado inspirado en el islam. 
 
La respuesta a temas controvertidos
Una encuesta realizada en España en 1991 desvelaba que el 35% de los encuestados asociaba el islam con la violencia y sólo el 29% con la paz. A su vez, el 67% consideraba que era fanático y sólo el 15% que era tolerante. Sin embargo, la palabra salam, que significa a la vez ‘paz’ y ‘salvación’ figura cuarenta y dos veces en el Corán. 
De la lectura del Corán se desprende que la única guerra lícita y concebible en el islam es la que va dirigida contra no musulmanes porque da por sentado que todos los musulmanes formarían un solo pueblo. En este sentido, las luchas entre musulmanes están expresamente prohibidas. Por otra parte, el libro sagrado de los musulmanes únicamente considera lícito el combate como respuesta a una agresión, en defensa de unos determinados valores, para evitar males mayores o contra quienes induzcan a los fieles a abandonar el islam.
Bramon se desmarca, pues, de la interpretación que la jihad hace del texto profético, al con-siderar que sus acciones son terrorismo puro y duro: “El mal llamado terrorismo islámico tiene una doble perversidad: por una parte, sus autores cometen acciones criminales y, por otra, utilizan en sus publicaciones y comunicados un lenguaje pseudo-religioso que lleva a la con-fusión”.
En cuanto al trato que supuestamente se dispensa a las mujeres, el libro de Dolors Bramon recoge la traducción de un texto alusivo: “Los hombres tienen autoridad (qawwamuna ‘ala) sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Dios ha dado a unos sobre otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Dios manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen (nushuz), dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Dios es excelso, grande”. Sobre la interpretación de que el Corán avalaría la agresión, Bramon apela a la polisemia del verbo árabe y reinterpreta el fragmento como “los hombres tienen responsabilidad sobre las mujeres…”-
La vestimenta ocupa otro de los apartados donde la autora quiere aclarar conceptos. El Corán apela al recato, tanto de hombres como de mujeres, a las que además conmina a cubrirse el escote: “la gran variedad de vestimentas usadas por las mujeres que creen que deben vestir ‘a la musulmana’ (pañuelo, chal, čador, sabniyah, safsari, los ya citados abaya, nicab, burca) muestra que el Texto Sagrado puede ser entendido diversamente cuando presenta alguna dificultad lingüística; y en segundo lugar, también vale la pena señalar que sólo vemos a las musulmanas que llevan algún tipo de velo. Hay otras que no lo hacen ni lo han hecho nunca, y el hecho de que no sean perceptibles no permite concluir que no son buenas musulmanas.
Otro pasaje de interés aborda la teórica recompensa para los mártires que en el paraíso po-drán disfrutar de las huríes, vírgenes afectuosas que estarán a disposición de los musulmanes durante toda la eternidad. Serán, además, “de recatado mirar, de grandes ojos, como huevos bien guardados, cual jacinto y coral, poseen túrgidos senos, viven recatadas en los pabellones y no son tocadas hasta entonces por ser humano ni genio. Curiosamente, el premio homó-nimo para las mujeres mártires sería el reencuentro con el marido en el caso de haber enviu-dado.
 
La autora
Dolors Bramon, doctora en Filología Semítica (1984) y en Historia Medieval (1998) por la Universidad de Barcelona, es profesora del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y Emérita de la Universidad de Barcelona y del Institut d'Estudis Catalans. Es autora, entre otros, de Una introducción al islam: religión, historia y cultura, Ser mujer y musulmana, En torno al islam y las musulmanas y El islam político. 

Duodécimo título de la colección “Una inmersión rápida”
 
Corán es el duodécimo volumen de la colección “Una inmersión rápida” dirigida por Ferran Requejo, catedrático de ciencia política de la Universitat Pompeu Fabra. Tiene como objetivo profundizar en temas actuales sobre ciencia, filosofía, humanidades y ciencias políticas y sociales. Los títulos aparecidos anteriormente son China moderna de Xulio Ríos, Sexo de David Bueno, Trastornos del cerebro de Amadeo Muntané, Keynesianismos de Miquel Rubirola, Progresismo de Ferran Sáez, Igualdad de Oscar Pérez de la Fuente, Referéndums de Jaume López, Des-extinciones de Carles Lalueza-Fox, Populismos de Carlos de la Torre, Libertad de Joan Vergés Gifra y La química en la cocina de Claudi Mans.
 
www.tibidaboediciones.com
VOLVER
Diseño web y desarrollo de aplicaciones