El abogado Miserachs denuncia a Dancausa por las "esteladas"
2016-09-09
Pudo incurrir en delitos al querer impedir su entrada en la final de Copa del Rey




El abogado barcelonés Pau Miserachs Sala ha presentado esta mañana en Madrid una denuncia ante el Juzgado de Guardia contra Concepción Dancausa, delegada del gobierno en la Comunidad de Madrid, por considerar que la resolución por la que prohibió el 18 de mayo la entrada de banderas “esteladas” en la final de la Copa del Rey del fútbol celebrada en el estadio Vicente Calderón “podría ser constitutiva de un presunto delito de coacciones y posible prevaricación en grado de tentativa, delitos contra los derechos individuales según la definición de los arts. 16.1, 542  y  404  y 172.1 del vigente Código Penal, cometidos a sabiendas y con la voluntad directa de impedir el ejercicio de derechos fundamentales, por autoridad pública contra los derechos individuales reconocidos por la Constitución española de 1978 a la libertad ideológica y de expresión”.

El letrado recuerda que este acto gubernativo, consistente en dar órdenes verbales al Cuerpo Nacional de Policía sin consultar al Ministro del Interior, fue cautelarmente suspendido el viernes 20 de mayo por resolución judicial en lo Contencioso- Administrativo en base al obligado y prevalente respeto a los derechos fundamentales de libertad ideológica y de expresión que se relacionan con el pluralismo político y la democracia. Además, la Fiscal general del Estado declaró el 25 de mayo que la “bandera estelada” no incita al odio, según es público y notorio en todos los medios de información.
  
Pau Miserachs considera que Dancausa aplicó personalmente una interpretación sui generis, forzada, inconcreta y  contra legem de la Ley  19/2007, de 11 de julio, contra la Violencia,  el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte que no puede ser por tanto, por su contenido vulnerador de derechos fundamentales, calificada en medios jurídicos oficiales como simple desacierto o decisión desafortunada a pesar de  tratarse de una decisión vulneradora de derechos fundamentales  tomada con plena conciencia y con el poder y autoridad que legitiman el cargo de la denunciada.

El denunciante acompaña el escrito con diversos recortes de prensa que reflejan la polémica generada por esta decisión y la posterior rectificación en vísperas del encuentro futbolístico entre el FC Barcelona y el Sevilla.

Como conclusión de su escrito, el abogado Pau Miserachs suplica al Juzgado que se investigue sobre los hechos y siga adelante en el procedimiento hasta la total depuración de los hechos y castigo de los culpables que resulten, salvo que, efectuadas las pertinentes investigaciones mediante las diligencias de instrucción previstas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal,  se resolviera de manera razonada en el correspondiente Auto su sobreseimiento por no ser en tal caso los hechos constitutivos de delito.

Miserachs sostiene que el Estado está actuando posiblemente en la ilegalidad al considerar la Constitución interpretada como un muro aislado frente a las libertades democráticas que definen el actual derecho internacional y las instituciones mundiales y europeas que están por encima de la Constitución española.

Los hechos relatados se produjeron en el contexto de tensión política por el proceso soberanista en Cataluña y por el precedente de la final de la Copa del Rey del año anterior, celebrada en Barcelona, donde aficionados del FC Barcelona y del Athletic de Bilbao silbaron el himno nacional español en presencia del rey Felipe VI. Diversas querellas que pretendían enjuiciar a colectivos nacionalistas, como la Associació de Lliure Opinió (SOCALL), presidida por el propio Pau Miserachs, fueron formalmente archivadas al considerar los tribunales que aquella manifestación de repulsa a un símbolo del Estado español formaba parte de la libertad de expresión

VOLVER
Diseño web y desarrollo de aplicaciones